Ir al contenido principal

¿Telepatía? ¡No, gracias!


Un periódico local  (y algunos lo difunden con orgullo por la red)  informa que unos científicos han conseguido comunicar dos cerebros a 7.000 kilómetros de distancia. Se han dicho algo tan importante como: "¡Hola!".

A mí este tipo de noticias me producen espanto, escalofríos y temblores. Me las tomo como señales de un futuro próximo espeluznante, en el que el contacto entre humanos se verá sustiuido de forma definitiva por la comunicación mediante sofisticados aparatos, probablemente algunos implantandos en el interior de nuestra cavidad craneal. Aunque los periodistas señalan textualmente que: "El estudio, financiado por Starlab Barcelona, logró la transmisión consciente de información entre dos cerebros humanos a través del cuero cabelludo, sin necesitar la intervención del sistema motor o los sistemas sensoriales periféricos."

Los científicos insisten en que es un gran avance: "El equipo de científicos asegura que el éxito del experimento abrirá nuevos espacios de investigación en neurociencia cognitiva, social y clínica, y contribuirá al estudio científico de la conciencia. "Esperamos que la tecnología hyperinteraction tenga un profundo impacto en la estructura social o nuestra civilización y plantee cuestiones éticas importantes""

¿Y toda esta palabrería que significa? Y al ciudadano de a pie ¿Qué nos importa? Claro que el estudio está financiado por empresas privadas que con toda la seguridad tienen pensado utilizar el invento en su propio beneficio para forrarse y pronto nos presentarán a través de una competidora de "Apple McIntosh" que se podría llamar (por ejemplo) "Cogombre Ashley" todo un ajuar de nuevos instrumentos tecnológicos accionados por la mente que desterrarán el ordenador, las tablets, los teléfonos y los reprodutores de música. Por supuesto, todo ello a un precio exorbitado.

Al mismo tiempo las agencias militares y de inteligencia (¿?) desarrollarán sistemas superfiables para volver "lelo" a distancia a algún enemigo, implantar recuerdos y sentimientos en encéfalos ajenos y sobre todo mejorar el rendimiento deportivo y sexual.

Por favor, que alguien prohiba o controle este tipo de experimentos. Que algún comité de expertos en filosofía, ética y personas normales y corrientes se encarguen de poner freno a la investigación y redirijan este tipo de experimentos a contribuir a mejorar la vida y la convivencia. Que alguien evite que estos avances sean usados por particulares en su beneficio

Yo modestamente les ofrezco una pequeña lista de prioridades para dedicar sus preclaras mentes: La paz, el hambre, la salud, la cultura, la igualdad, la naturaleza. Oiga y si esto les parece estúpido e inocente, en la misma línea experimental, recomiendo el desarrollo de implantes cerebrales (o capilares) que aumenten la comprensión, simpatía e inteligencia y disminuyan la violencia, el odio y la estupidez de las personas.

Igual es que yo no rijo bien, que he leído demasiada ciencia ficción, pero tengo la sensación que, a medida que dejamos de hablarnos de frente se atrofian las capacidades no verbales de las gentes, y se incrementan las posibilidades de engaño, de lavado de cerebro y de difamación del prójimo. Me parece que sólo avanzamos a la velocidad del rayo en lo que tiene posibilidades de aumentar la riqueza y posibilidades de control de los poderosos.

Si esto sigue así auguro que en el futuro para evitar la influencia de los telépatas algunas personas optaran por un "scalpado" similar al practicado por los Sioux. Así, en lugar de utilizar el "cuero cabelludo" para comunicarse intentarán seguir haciéndolo con inteligencia.

Benigno F.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Criticar, Opinar y Juzgar

crítico, ca.
(Dellat.critĭcus, y este delgr. κριτικός). 1.adj. Perteneciente o relativo a la crítica. 2.adj. Perteneciente o relativo a la crisis. 3.adj. Se dice del estado, momento, punto, etc., en que esta se produce. 4.adj. Dicho del tiempo, de un punto, de una ocasión, etc.: Más oportunos, o que deben aprovecharse o atenderse. 5.adj.Fís. Se dice de las condiciones a partir de las cuales se inicia una reacción nuclear en cadena. 6.m. yf. Persona que ejerce la crítica. 7.m. y f.coloq. Persona que habla culto, con afectación. 8.f. Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. 9.f. Conjunto de los juicios públicos sobre una obra, un concierto, un espectáculo, etc. 10.f. Conjunto de las personas que, con una misma especialización, ejercen la crítica en los medios de difusión. Al estreno de esa comedia no asistió la crítica 11.f.murmuración. 12.f.censura (‖ reprobación). Los crít…

El ejército de los sonámbulos - Wu Ming

No es que no haya leído nada en estos últimos días. De hecho he leído dos libros. Uno no me voy a molestar en reseñarlo, ha pasado sin pena ni gloria y mira que lo lamento porque las historias de Jack Aubrey y Stephen Maturin las sigo hace bastantes años y es la primera vez que me decepcionan. Vamos que "Misión en Jonia" no es de lo mejor de Patrick O'Brian.

Pero no he venido a hablar de ese libro sino de otro (y no es mío), un libro con mayúsculas, una obra que algunos es probable que califiquen como "su libro", uno de esos que tiene un antes y después en sus lecturas. Yo he leído demasiado para que eso me suceda, pero ya he aprendido a identificar las obras magnas, bien trabajadas, cosidas con las mejores telas y rematadas con los más lujosos encajes, y esta es una de ellas, y eso que yo desconfiaba.

Desconfiaba porque es una obra coral, escrita por un grupo de narradores italianos no identificados. A mí eso de que la gente no dé la cara me hace sospechar (s…

En el corazón del corazón del país - William H. Gass

Lo tenía apuntado en una lista de "imprescindibles". Ni me acordaba de donde había sacado la recomendación en el momento de ver la portada y comprármelo. Posteriormente he confirmado que venía del blog "Un libro al día" que lo ponía por las nubes, en mi opinión de forma bastante acertada.

Se trata de una recopilación de cinco relatos de este veterano escritor (Nacido en 1924) con textos escritos en los años 50 y 60 del siglo pasado. Como toda recopilación es asimétrica en cuanto a su magisterio y extensión, pero todos tienen algo por lo que ser recordados. Esto es literatura de verdad, sin complacencia, sin buscar amigos, admiradores o dinero. Ni siquiera poniéndoselo fácil al lector, requiere esfuerzo, lápiz y papel, e inteligencia (¿por qué no?). En los relatos predominan las sensaciones sobre las historias y los personajes, de hecho éstas son simples excusas y aquellos meros vehículos para palabras, situaciones y pensamientos. Imposible para todos aquellos que …