Ir al contenido principal

Sé lo que estás pensando- John Verdon

Yo si sé lo que estaba pensando el escritor cuando dio a luz a este engendro: "Me voy a forrar".

Empecemos por el final: El autor agradece especialmente a su agente por ser "la mejor y más brillante del mundo" y a su editor por "ser fuente constante de buenas ideas, cuya orientación inspirada e inspiradora lo mejoró todo, a quién se le ocurrió el título perfecto y quién tuvo el valor .... bla, bla, bla."

¡Hombre! Haber empezado por eso el libro y no al final. Así sabemos que no hay que comprarlo que es una de esas obras escritas por encargo, siguiendo las directrices manipuladoras de los editores, perfectamente preparadas por una estrategia de mercado. Para postre el autor se confiesa como director creativo de varias agencias publicitarias y amenaza con una ¡Adivina, adivinanza! ¡Eso! ¡Trilogíaaaaaa!!!. Es como si un aficionado a las leyes se dedicara a la abogacía. Sería un espanto, ni idea de los artículos y las leyes aplicables, pero eso sí, mucha labia en los juzgados. Pero, ya sabemos, eso forma parte del sueño americano.

Podría dejarlo aquí, podría no seguir escribiendo pero, ¿Por qué me tengo que reprimir yo si estos individuos se empeñan en tomarnos el pelo?

Efectivamente, esta novela sólo tiene de bueno la sugerente idea del individuo que lee la mente de otro a distancia y adivina el número en que está pensando. Se nos plantea un acertijo. Todo el libro se va a basar en ello, en mantener nuestra mente en resolverlo. Así, el escribiente distrae (igual que un prestidigitador) nuestra atención de sus manos y hace ver que relata, pero si dejas de intentar acertar te das cuenta que sólo son páginas llenas de palabras.

Me pregunto ¿Como puede ser que estos escritores de medio pelo se hagan millonarios con esta basura? No me parece mal que se ganen la vida, todo el mundo tiene derecho, pero no estaría de más que se esforzaran un poco y fueran más prolíficos y menos enciclopédicos. Con una novelita de cien páginitas las cosa les quedaba la mar de agradable para una tarde de tedio. De éstas Keith Luger, Clark Carrados o Silver Kane las escribían a millares y los pobres se morían de hambre.

Hay personas que dicen que les encantan estos libros, que se leen rápido. Normal, te puedes saltar más de la mitad y sigues el hilo sin problemas. Las descripciones sólo son un mero relleno para engordar páginas innecesarias. ¿Que pintan tantos detalles del entorno domiciliario del detective? Está encajado con calzador sólo para ser descrito, es algo familiar al autor, se sienta en su casa y nos la describe, pero aparte de eso nada.
Sin comentarios sobre la personalidad del detective. Vamos, que con ese carácter no resuelve un crimen ni loco. Suerte que está retirado. La resolución es tan burda como increíble. El autor olvida que la realidad siempre supera a la ficción y estos asesinos estarán trastornados pero no son imbéciles y los lectores tampoco debiéramos serlo o comportarnos como si lo fuéramos.

Puntuación: 2/10

Comentarios

Entradas populares de este blog

Criticar, Opinar y Juzgar

crítico, ca.
(Dellat.critĭcus, y este delgr. κριτικός). 1.adj. Perteneciente o relativo a la crítica. 2.adj. Perteneciente o relativo a la crisis. 3.adj. Se dice del estado, momento, punto, etc., en que esta se produce. 4.adj. Dicho del tiempo, de un punto, de una ocasión, etc.: Más oportunos, o que deben aprovecharse o atenderse. 5.adj.Fís. Se dice de las condiciones a partir de las cuales se inicia una reacción nuclear en cadena. 6.m. yf. Persona que ejerce la crítica. 7.m. y f.coloq. Persona que habla culto, con afectación. 8.f. Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. 9.f. Conjunto de los juicios públicos sobre una obra, un concierto, un espectáculo, etc. 10.f. Conjunto de las personas que, con una misma especialización, ejercen la crítica en los medios de difusión. Al estreno de esa comedia no asistió la crítica 11.f.murmuración. 12.f.censura (‖ reprobación). Los crít…

El ejército de los sonámbulos - Wu Ming

No es que no haya leído nada en estos últimos días. De hecho he leído dos libros. Uno no me voy a molestar en reseñarlo, ha pasado sin pena ni gloria y mira que lo lamento porque las historias de Jack Aubrey y Stephen Maturin las sigo hace bastantes años y es la primera vez que me decepcionan. Vamos que "Misión en Jonia" no es de lo mejor de Patrick O'Brian.

Pero no he venido a hablar de ese libro sino de otro (y no es mío), un libro con mayúsculas, una obra que algunos es probable que califiquen como "su libro", uno de esos que tiene un antes y después en sus lecturas. Yo he leído demasiado para que eso me suceda, pero ya he aprendido a identificar las obras magnas, bien trabajadas, cosidas con las mejores telas y rematadas con los más lujosos encajes, y esta es una de ellas, y eso que yo desconfiaba.

Desconfiaba porque es una obra coral, escrita por un grupo de narradores italianos no identificados. A mí eso de que la gente no dé la cara me hace sospechar (s…

En el corazón del corazón del país - William H. Gass

Lo tenía apuntado en una lista de "imprescindibles". Ni me acordaba de donde había sacado la recomendación en el momento de ver la portada y comprármelo. Posteriormente he confirmado que venía del blog "Un libro al día" que lo ponía por las nubes, en mi opinión de forma bastante acertada.

Se trata de una recopilación de cinco relatos de este veterano escritor (Nacido en 1924) con textos escritos en los años 50 y 60 del siglo pasado. Como toda recopilación es asimétrica en cuanto a su magisterio y extensión, pero todos tienen algo por lo que ser recordados. Esto es literatura de verdad, sin complacencia, sin buscar amigos, admiradores o dinero. Ni siquiera poniéndoselo fácil al lector, requiere esfuerzo, lápiz y papel, e inteligencia (¿por qué no?). En los relatos predominan las sensaciones sobre las historias y los personajes, de hecho éstas son simples excusas y aquellos meros vehículos para palabras, situaciones y pensamientos. Imposible para todos aquellos que …