Ir al contenido principal

Principiantes - Raymond Carver

Aquí tenemos el tercer libro de relatos consecutivamente analizado. Se trata de un autor al que no le faltan elogios, por desgracia para él, la mayoría de los méritos le llegaron después de muerto. Falleció precozmente y por lo tanto su obra es poco extensa, de imposible crecimiento.

Fue elevado al conocimiento del gran público por una película basada en varios de sus relatos: "Short cuts" de Robert Altmann. Los expertos lo califican como creador de estilo y lo comparan con algún clásico (Chejov).

El presente libro es curioso. En realidad fue editado anteriormente con un título mucho más atractivo  ("De qué hablamos cuando hablamos del amor") en el que los relatos fueron reconstruidos/resumidos por su editor Gordon Lish. Ahora nos lo vuelven a ofrecer con las historias intactas, tal como fueron concebidas por el escritor, sin censuras ni arreglos. En algunos casos los finales parecen haber variado.No puedo comparar ambos libros porque la versión inicial no la he leído.

Sí que he tenido ocasión de comparar el que da título a ambos libros ("Beginners"/ "What we talk about when we talk about love"), ejercicio extraordinariamente interesante en el que la versión podada por el editor y sus cambios ponen boca abajo el estilo literario del verdadero autor. Se convierte en una crónica de descripciones prohibidas, de explicaciones que se dan por supuestas, de final abrupto en lugar de progresivo difuminado. Es como si dos buenos escritores hubieran desarrollado por separado la misma sinopsis. Mi intuición me dice que opte por la del autor pero simplemente porque desconfío de las marcas blancas y sucedáneos.

El relato corto es todo un arte, conseguir interesar al (buen) lector entendido con pocas páginas es francamente complicado, especialmente cuando se trata de individuos empedernidos, deseosos de prolongar las lecturas al máximo antes del éxtasis de los finales, acostumbrados a manejar grandes tomos, convencidos (erróneamente) de que hay que disfrutar extensamente, sin pausas. La gran dificultad del escritor en estos casos, consiste en conseguir detener la avidez lectora de estos adictos al finalizar cada uno de los relatos, obligarles a retroceder para estar seguros de haber recogido con rapidez todos los regalos hechos con palabras, necesitados de rondar alrededor de lo contado durante un tiempo hasta poder iniciar un nuevo enunciado. Conmigo lo ha conseguido, he tenido que dosficar la lectura a un máximo dos o tres relatos (mañana, tarde y noche).

La temática es variada, aunque abundan los conflictos de parejas, los abusos alcohólicos y los errores aislados, a veces innecesarios, que transforman las vidas. Todas parecen crónicas tan reales que algunos las podrían considerar imposibles. Algunos están relatados en primera persona, otros en cambio son narrados por terceros, todos ellos suelen contener confesiones sobre hechos personales, algunos importantes otros simples naderías, ninguno con tono moralizante, ni con intención didáctica. Lo común es que todos invitan a la relectura y, lo esencial en este tipo de historias, no dejan indiferente, ni con necesidad de prolongación de lo contado. Todos tienen en común que lo importante viene contenido en los desarrollos, no en las resoluciones. Los finales no son tan claros como los de otros autores. Los dibujos son de trazos y viñetas precisas que lentamente se van difuminando.

Para recordar: Un separador de páginas que me han regalado. "Visor"; "La aventura"; "Tanta agua tan cerca de casa"; "La distancia".
Una frase "Hay gente que nace deprimida, creo - dijo Terri -. Hay gente que nace infeliz. Y también sin suerte. He conocido a gente que no tenía suerte en nada. Otra gente..., no tú cariño. No estoy hablando de ti, por supuesto que no. Y hay otra gente que se propone ser infeliz, y seguir siéndolo." Otra frase: "La gente necesita hacer planes -dijo-. Uno tiene que hacer planes. Cuando sea demasiado vieja para hacer planes y para desear cualquier cosa, que vengan y me quiten de en medio."

Para olvidar: La desazón que me ha producido leer algunos de ellos como "Diles a las mujeres que nos vamos" o "Algo sencillo y bueno".

Puntuación: 8/10

Comentarios

Entradas populares de este blog

Criticar, Opinar y Juzgar

crítico, ca.
(Dellat.critĭcus, y este delgr. κριτικός). 1.adj. Perteneciente o relativo a la crítica. 2.adj. Perteneciente o relativo a la crisis. 3.adj. Se dice del estado, momento, punto, etc., en que esta se produce. 4.adj. Dicho del tiempo, de un punto, de una ocasión, etc.: Más oportunos, o que deben aprovecharse o atenderse. 5.adj.Fís. Se dice de las condiciones a partir de las cuales se inicia una reacción nuclear en cadena. 6.m. yf. Persona que ejerce la crítica. 7.m. y f.coloq. Persona que habla culto, con afectación. 8.f. Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. 9.f. Conjunto de los juicios públicos sobre una obra, un concierto, un espectáculo, etc. 10.f. Conjunto de las personas que, con una misma especialización, ejercen la crítica en los medios de difusión. Al estreno de esa comedia no asistió la crítica 11.f.murmuración. 12.f.censura (‖ reprobación). Los crít…

El ejército de los sonámbulos - Wu Ming

No es que no haya leído nada en estos últimos días. De hecho he leído dos libros. Uno no me voy a molestar en reseñarlo, ha pasado sin pena ni gloria y mira que lo lamento porque las historias de Jack Aubrey y Stephen Maturin las sigo hace bastantes años y es la primera vez que me decepcionan. Vamos que "Misión en Jonia" no es de lo mejor de Patrick O'Brian.

Pero no he venido a hablar de ese libro sino de otro (y no es mío), un libro con mayúsculas, una obra que algunos es probable que califiquen como "su libro", uno de esos que tiene un antes y después en sus lecturas. Yo he leído demasiado para que eso me suceda, pero ya he aprendido a identificar las obras magnas, bien trabajadas, cosidas con las mejores telas y rematadas con los más lujosos encajes, y esta es una de ellas, y eso que yo desconfiaba.

Desconfiaba porque es una obra coral, escrita por un grupo de narradores italianos no identificados. A mí eso de que la gente no dé la cara me hace sospechar (s…

Lecturas veraniegas: Harari, Irving, Silva, Camilleri, Bueso

Tengo esto muy abandonado. Demasiadas obligaciones, y mucho cansancio, pero no me olvido de leer. Desde mi último comentario he leído cinco libros de estilos variados, todos tienen algo que contar, alguno merecería reseña aparte pero si me espero, igual no llego a escribirla.

Sapiens. De animales a dioses - Yuval Noah Harari

Claroscuros los de este libro. Momentos muy interesantes alternados con otros francamente aburridos, en ocasiones algo repetitivo en sus argumentos. Se queda a medio camino entre lo científico, lo divulgativo, lo histórico, lo filosófico y lo especulativo.

Al principio casi me entusiasmo, luego poco a poco ese entusiasmo ha ido cediendo y al final casi lo he acabado con tedio.

Conclusión: Interesante, da que pensar, vale la pena leerlo. Opinativo, intenta ser académico a menudo pero, a mí que soy muy mal pensado, me suena a invento para vender.

Avenida de los misterios - John Irving

Sin duda, este es el "libro". Un artefacto perfectamente ejec…