Ir al contenido principal

Soledad o Aislamiento ¿Cuál es la diferencia?


"Quisiera estar en otra parte, 
mejor en otra piel,
y averiguar si desde allí la vida,
por las ventanas de otros ojos,
se ve así de grotesca algunas tardes.

Me gustaría mucho conocer
el efecto abrasivo del tiempo en otras vísceras,
comprobar si el pasado
impregna los tejidos del mismo zumo acre,
si todos los recuerdos en todas las memorias
desprenden este olor
a fruta madura mustia y a jazmín podrido.

Desearía mirarme
con las pupilas duras de aquel que más me odia,
para que así el desprecio
destruya los despojos
de todo lo que nunca enterrará el olvido.
"
Ángel González

Me piden datos sobre la soledad. Al parecer hay varios tipos. Los anglosajones lo expresan mediante dos términos diferentes "solitude" y "loneliness". Yo las llamaría aislamiento y soledad. Solitario y solo.

Aparentemente son diferentes, la primera es una soledad aceptada (autoimpuesta), el solitario lo es por convicción, construye un muro de aislamiento frente al mundo y al resto de los mortales. No se deja tocar, no arriesga salud física ni mental. Es la soledad de la piel dura. Abre la puerta a quien quiere (si puede), a pocos, cada vez a menos.

La segunda es la soledad inevitable, la rodeada de gente, de sensación continua de incomprensión, el sentimiento de ser raro, la de la incapacidad de actuar como mandan los cánones sociales. Es la soledad con compasión. La que tiene muchos amigos, comprensivos, protectores y piadosos. Es la soledad a flor de piel, la de la fácil herida.

Ambos tipos coinciden en su falta de comunicación con el entorno, una por falta de ganas, la otra de posibilidades de expresión.

Uno es el solitario orgulloso, soberbio, de carcajada, el otro es de sonrisa forzada y mirada baja. Una es la soledad briosa y (aparentemente) feliz, disfrutada. La otra es deprimente y vacía, llena de nostalgia.

No soy capaz de elegir una de ellas, porque una es melancólicamente bella y la otra es bucólicamente tenebrosa. Una es clausura, otra es encierro. Ambas son aplastantes y desamparadas, cercanas al desespero. El clausurado al final es incapaz de abrir los cerrojos, pierde sus propias llaves. El encerrado de localizar o forzar las puertas de salida.

¿Qué es preferible: solo o solitario? En todo caso mejor sonriendo.

Benigno F.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Criticar, Opinar y Juzgar

crítico, ca.
(Dellat.critĭcus, y este delgr. κριτικός). 1.adj. Perteneciente o relativo a la crítica. 2.adj. Perteneciente o relativo a la crisis. 3.adj. Se dice del estado, momento, punto, etc., en que esta se produce. 4.adj. Dicho del tiempo, de un punto, de una ocasión, etc.: Más oportunos, o que deben aprovecharse o atenderse. 5.adj.Fís. Se dice de las condiciones a partir de las cuales se inicia una reacción nuclear en cadena. 6.m. yf. Persona que ejerce la crítica. 7.m. y f.coloq. Persona que habla culto, con afectación. 8.f. Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. 9.f. Conjunto de los juicios públicos sobre una obra, un concierto, un espectáculo, etc. 10.f. Conjunto de las personas que, con una misma especialización, ejercen la crítica en los medios de difusión. Al estreno de esa comedia no asistió la crítica 11.f.murmuración. 12.f.censura (‖ reprobación). Los crít…

El ejército de los sonámbulos - Wu Ming

No es que no haya leído nada en estos últimos días. De hecho he leído dos libros. Uno no me voy a molestar en reseñarlo, ha pasado sin pena ni gloria y mira que lo lamento porque las historias de Jack Aubrey y Stephen Maturin las sigo hace bastantes años y es la primera vez que me decepcionan. Vamos que "Misión en Jonia" no es de lo mejor de Patrick O'Brian.

Pero no he venido a hablar de ese libro sino de otro (y no es mío), un libro con mayúsculas, una obra que algunos es probable que califiquen como "su libro", uno de esos que tiene un antes y después en sus lecturas. Yo he leído demasiado para que eso me suceda, pero ya he aprendido a identificar las obras magnas, bien trabajadas, cosidas con las mejores telas y rematadas con los más lujosos encajes, y esta es una de ellas, y eso que yo desconfiaba.

Desconfiaba porque es una obra coral, escrita por un grupo de narradores italianos no identificados. A mí eso de que la gente no dé la cara me hace sospechar (s…

En el corazón del corazón del país - William H. Gass

Lo tenía apuntado en una lista de "imprescindibles". Ni me acordaba de donde había sacado la recomendación en el momento de ver la portada y comprármelo. Posteriormente he confirmado que venía del blog "Un libro al día" que lo ponía por las nubes, en mi opinión de forma bastante acertada.

Se trata de una recopilación de cinco relatos de este veterano escritor (Nacido en 1924) con textos escritos en los años 50 y 60 del siglo pasado. Como toda recopilación es asimétrica en cuanto a su magisterio y extensión, pero todos tienen algo por lo que ser recordados. Esto es literatura de verdad, sin complacencia, sin buscar amigos, admiradores o dinero. Ni siquiera poniéndoselo fácil al lector, requiere esfuerzo, lápiz y papel, e inteligencia (¿por qué no?). En los relatos predominan las sensaciones sobre las historias y los personajes, de hecho éstas son simples excusas y aquellos meros vehículos para palabras, situaciones y pensamientos. Imposible para todos aquellos que …