Ir al contenido principal

Ejercicios del siglo XXI: La Evasión

evasión.
(Del lat. evasĭo, -ōnis).
1. f. Efugio para evadir una dificultad.
2. f. Acción y efecto de evadir o evadirse.
de ~.
1. loc. adj. Dicho de una obra literaria o cinematográfica, de un programa televisivo o radiofónico, etc.: Que tienen como finalidad entretener o divertir.

He salido a andar por la que era mi calle favorita hace años. Estaba llena de bancos y edificios públicos, abundaban las embajadas, cines de gran formato, pocos bares y algún restaurante y hotel en su parte más alta. Yo daba vueltas arriba y abajo, mirando la gente, quedandome con los detalles de los edificios, empapándome de aire. Poco a poco no va quedando ni rastro de esos establecimientos. Se mantienen los edificios, algunos tan engalanados que parecen de mentira, aparecen colas interminables de turistas, abundan terrazas, restaurantes y  los hoteles crecen se multiplican como setas. Se alternan edificios reales y otros de imitación.

Lo que más me llama la atención es la multiplicación casi neoplásica de tiendas de marcas que evocan otros lares, resuenan nombres familiares a Paris, Nueva York y Londres antes nunca vistas. Muestran sin pudor en sus escaparates prendas, relojes y joyas de precios inalcanzables. Casi todas ellas están vacías. Miento están llenas de tipos con pinta patibularia, tan arreglados que parecen guardaespaldas o delincuentes más que dependientes. En los fondos se vislumbra alguna empleada que más parece modelo que asalariada. Casi todas vacías de clientes o como mucho su número nunca se iguala al de comerciantes. Me pregunto ¿De qué viven? En realidad ¿Venden algo? Quizás simplemente sean decorados de cartón-piedra y los sujetos del interior estén robotizados.

En el exterior de una de ellas está sentado un tipo auténticamente estrafalario. Oriental, vestido con poco tino, coronado por un absurdo gorro de aspecto quechúa. Parece un pedigüeño, un personaje estrambótico más de esta avenida cada vez más parecida a un set cinematográfico. Sorprendentemente uno de esos gorilas le franquea la entrada a una de esas tiendas de joyas, diamantes y piedras preciosas en la que campa a sus anchas.

En realidad esa preciosa avenida se ha convertido en un instrumento más de diversión, un terreno de juego para la práctica de uno de nuestros deportes más modernos: la evasión. La intención de eludir los problemas, esquivar responsabilidades y hacer pasar el tiempo más rápido sin sufirmiento.

Todo eso lo pienso mientras regreso a la pensión en el metro y sólo somos ocho en el vagón y cinco van mirando su móvil, jugando al Candy Crush Saga, al Apalabrados (pecado más venial), o simplemente se les pone cara de imbécil mirando algún mensaje. Algunos van en parejas, mirando su artilugio mejor que sus caras. Los otros dos tienen suficiente edad como para no preocuparse de ello, desvían sus globos hacia el techo o el suelo, sólo se les ven los blancos de las escleróticas.

Y mientras pasa la vida, cruje el tiempo y gran parte de los humanos lo pasamos jugando a este deporte, practicando este subterfugio que nos sirve como pretexto para no hacer caso al día a día.  Me pregunto entonces: ¿para que seguir aferrados de formar permanente a algo de lo que nos queremos evadir?

Por lo menos he aprendido una nueva palabra, que aunque no es utilizada en modo verbal por casi nadie, es una acción muy frecuente en este nuestro juego vital. Olvidándonos que como dice Carlos Chaouen: "El hombre que mata el tiempo hace un suicidio"

efugio
  • subterfugio, evasiva, excusa, pretexto, rodeo, disculpa, justificación

Comentarios

Entradas populares de este blog

Criticar, Opinar y Juzgar

crítico, ca.
(Dellat.critĭcus, y este delgr. κριτικός). 1.adj. Perteneciente o relativo a la crítica. 2.adj. Perteneciente o relativo a la crisis. 3.adj. Se dice del estado, momento, punto, etc., en que esta se produce. 4.adj. Dicho del tiempo, de un punto, de una ocasión, etc.: Más oportunos, o que deben aprovecharse o atenderse. 5.adj.Fís. Se dice de las condiciones a partir de las cuales se inicia una reacción nuclear en cadena. 6.m. yf. Persona que ejerce la crítica. 7.m. y f.coloq. Persona que habla culto, con afectación. 8.f. Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. 9.f. Conjunto de los juicios públicos sobre una obra, un concierto, un espectáculo, etc. 10.f. Conjunto de las personas que, con una misma especialización, ejercen la crítica en los medios de difusión. Al estreno de esa comedia no asistió la crítica 11.f.murmuración. 12.f.censura (‖ reprobación). Los crít…

El ejército de los sonámbulos - Wu Ming

No es que no haya leído nada en estos últimos días. De hecho he leído dos libros. Uno no me voy a molestar en reseñarlo, ha pasado sin pena ni gloria y mira que lo lamento porque las historias de Jack Aubrey y Stephen Maturin las sigo hace bastantes años y es la primera vez que me decepcionan. Vamos que "Misión en Jonia" no es de lo mejor de Patrick O'Brian.

Pero no he venido a hablar de ese libro sino de otro (y no es mío), un libro con mayúsculas, una obra que algunos es probable que califiquen como "su libro", uno de esos que tiene un antes y después en sus lecturas. Yo he leído demasiado para que eso me suceda, pero ya he aprendido a identificar las obras magnas, bien trabajadas, cosidas con las mejores telas y rematadas con los más lujosos encajes, y esta es una de ellas, y eso que yo desconfiaba.

Desconfiaba porque es una obra coral, escrita por un grupo de narradores italianos no identificados. A mí eso de que la gente no dé la cara me hace sospechar (s…

Lecturas veraniegas: Harari, Irving, Silva, Camilleri, Bueso

Tengo esto muy abandonado. Demasiadas obligaciones, y mucho cansancio, pero no me olvido de leer. Desde mi último comentario he leído cinco libros de estilos variados, todos tienen algo que contar, alguno merecería reseña aparte pero si me espero, igual no llego a escribirla.

Sapiens. De animales a dioses - Yuval Noah Harari

Claroscuros los de este libro. Momentos muy interesantes alternados con otros francamente aburridos, en ocasiones algo repetitivo en sus argumentos. Se queda a medio camino entre lo científico, lo divulgativo, lo histórico, lo filosófico y lo especulativo.

Al principio casi me entusiasmo, luego poco a poco ese entusiasmo ha ido cediendo y al final casi lo he acabado con tedio.

Conclusión: Interesante, da que pensar, vale la pena leerlo. Opinativo, intenta ser académico a menudo pero, a mí que soy muy mal pensado, me suena a invento para vender.

Avenida de los misterios - John Irving

Sin duda, este es el "libro". Un artefacto perfectamente ejec…