Ir al contenido principal

Vivir sin...

sin.
(Del lat. sine).
1. prep. Denota carencia o falta de algo.
2. prep. aparte. Llevó tanto en dinero, sin las alhajas.
3. prep. Ante un verbo en infinitivo, equivale a no con su participio o gerundio. Me fui sin comer, esto es, no habiendo comido.

"No podría vivir sin..." Rellénense los puntos suspensivos y nos saldrá la típica frase estúpida soltada como autodefinición en cualquier conversación o escrito. Llega al mismo nivel de sandez que lo de "amigo de mis amigos" (¡No te fastidia! ¿De quien vas a ser amigo?). Frase que suelen utilizar para definirse aquellas personas que entregan su amistad con demasiada facilidad, los típicos "abrazafarolas" que prometen hermandad eterna y que en general suelen ser incapaces de contar con los dedos a sus verdaderos amigos, que recurren a cualquiera ante las dificultades y (cuidado) también suelen ser los primeros en girar la espalda ante los adversos avatares. La mayoría de ellos lo hacen porque carecen de definición propia o no tienen nada que decir sobre la persona a la que se la aplican.

Pero hoy no quiero hablar de estos individuos. Hoy quiero recordar a todos esos que "viven sin...". Todos esos que han renunciado o simplemente prescinden de algunos, varios o todos los aditamentos materiales que la sociedad, la cultura, los amigos, la política consideran imprescindibles. Algunos lo hacen porque no tienen más remedio, víctimas de la crisis, el paro o la falta de resuello.

Pero los que peor lo pasan son los que se han acostumbrado a vivir sin lo inmaterial (sin ilusión, sin cariño, sin consuelo, sin salud o sin amor) como algunos de esos compañeros anónimos que miran al vacio mientras se mueve el autobús en esa cuarta dimensión matutina. Algunos (normalmente mujeres de cierta edad) sosteniendo el móvil esperando la vibración deseada de algún mensaje matutino, casi siempre de hijo, marido o amante, porque ellas siempre están pendientes de alguien. Otros con la mente en blanco, sin prestar atención a lo que les rodea, haciendo tiempo dormitando o ausentes, mientras llegan a un destino rutinario.

Todos estamos acostumbrados a vivir sin... Añadídle lo que queráis y seguro que os da que pensar.

Este síndrome sólo afecta a las personas de cierta edad. Se desarrolla con la madurez y se acentúa con la vejez, que son los ejercicios finales de esa rutina de entrenamiento intenso para vivir sin... vida.

"Yo creía que estabas entre la muerte y yo. / No sabía que estaba entre la vida y tú". Paul Valery

Comentarios

Entradas populares de este blog

Criticar, Opinar y Juzgar

crítico, ca.
(Dellat.critĭcus, y este delgr. κριτικός). 1.adj. Perteneciente o relativo a la crítica. 2.adj. Perteneciente o relativo a la crisis. 3.adj. Se dice del estado, momento, punto, etc., en que esta se produce. 4.adj. Dicho del tiempo, de un punto, de una ocasión, etc.: Más oportunos, o que deben aprovecharse o atenderse. 5.adj.Fís. Se dice de las condiciones a partir de las cuales se inicia una reacción nuclear en cadena. 6.m. yf. Persona que ejerce la crítica. 7.m. y f.coloq. Persona que habla culto, con afectación. 8.f. Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. 9.f. Conjunto de los juicios públicos sobre una obra, un concierto, un espectáculo, etc. 10.f. Conjunto de las personas que, con una misma especialización, ejercen la crítica en los medios de difusión. Al estreno de esa comedia no asistió la crítica 11.f.murmuración. 12.f.censura (‖ reprobación). Los crít…

Lecturas veraniegas: Harari, Irving, Silva, Camilleri, Bueso

Tengo esto muy abandonado. Demasiadas obligaciones, y mucho cansancio, pero no me olvido de leer. Desde mi último comentario he leído cinco libros de estilos variados, todos tienen algo que contar, alguno merecería reseña aparte pero si me espero, igual no llego a escribirla.

Sapiens. De animales a dioses - Yuval Noah Harari

Claroscuros los de este libro. Momentos muy interesantes alternados con otros francamente aburridos, en ocasiones algo repetitivo en sus argumentos. Se queda a medio camino entre lo científico, lo divulgativo, lo histórico, lo filosófico y lo especulativo.

Al principio casi me entusiasmo, luego poco a poco ese entusiasmo ha ido cediendo y al final casi lo he acabado con tedio.

Conclusión: Interesante, da que pensar, vale la pena leerlo. Opinativo, intenta ser académico a menudo pero, a mí que soy muy mal pensado, me suena a invento para vender.

Avenida de los misterios - John Irving

Sin duda, este es el "libro". Un artefacto perfectamente ejec…

El ejército de los sonámbulos - Wu Ming

No es que no haya leído nada en estos últimos días. De hecho he leído dos libros. Uno no me voy a molestar en reseñarlo, ha pasado sin pena ni gloria y mira que lo lamento porque las historias de Jack Aubrey y Stephen Maturin las sigo hace bastantes años y es la primera vez que me decepcionan. Vamos que "Misión en Jonia" no es de lo mejor de Patrick O'Brian.

Pero no he venido a hablar de ese libro sino de otro (y no es mío), un libro con mayúsculas, una obra que algunos es probable que califiquen como "su libro", uno de esos que tiene un antes y después en sus lecturas. Yo he leído demasiado para que eso me suceda, pero ya he aprendido a identificar las obras magnas, bien trabajadas, cosidas con las mejores telas y rematadas con los más lujosos encajes, y esta es una de ellas, y eso que yo desconfiaba.

Desconfiaba porque es una obra coral, escrita por un grupo de narradores italianos no identificados. A mí eso de que la gente no dé la cara me hace sospechar (s…