Ir al contenido principal

Lost in music - Giles Smith

Salvo honrosas excepciones todos los libros sobre música o escritos por músicos me decepcionan. Como el excesivamente valorado "Cosas que los nietos debieran saber" de Mark Oliver Everett que algunos han vendido como obra maestra y que a mí sólo me parece una pueril autobiografía de alguien al que frecuentemente hay que atornillarle las bielas. De hecho, por culpa de ese libro he tomado cierta distancia sobre la carrera de este músico que antes me encantaba. Y es que casi siempre es cierto lo de: "Zapatero a tus zapatos".

La mayoría de los libros sobre música están llenos de anécdotas superficiales y algunos como éste solo utilizan la música para largarnos una nada interesante autobiografía. Básicamente se trata de compartir la frustración de su falta de éxito en lo discográfico, y como no se han comido un rosco como músicos lo intentan (y lo consiguen) escribiendo sobre ello.
 
Mira que lo siento, porque lo compré (yo siempre los compro) con ilusión, con ganas, me lo habían recomendado. Lo había reservado para un buen momento, para disfrutarlo con tranquilidad y buena música, pero empecé el libro y al poco quería acabarlo, miraba el número de páginas restantes con ansiedad a medida que avanzaba. Me aburría, bostezaba, sobre todo cuando se explaya contándonos su experiencia con ese grupo del que formó parte. Lo siento chico, los he oído y me producen el mismo tedio.

La verdad es que me lo temía. Antes que yo se lo pasé a un lector empedernido y entendido que sólo sonreía de vez en cuando. Dejó el libro por la mitad sin ningún tipo de angustia tras un viaje. Nunca me lo ha vuelto a pedir prestado.
 
Es que excepto algunas puntualizaciones brillantes sobre algunas canciones no hay gota de sustancia. Nada, que no pueda haber escrito cualquiera dándole unas vueltas a las portadas de la propia discoteca y la de este hombre me parece mediocre salvo honrosas excepciones.

Para postre, no se corta un pelo al final para pasarnos por la cara que ha tocado con Sting, en el prescindible capítulo: "Epílogo. Veinte años después". Pues nada macho: A disfrutarlo, que tengas suerte y los royalties sigan engordando.
 
Pero no sé de que me quejo, yo al fin y al cabo hago lo mismo, escribo sobre mí y no sobre música o músicos. Supongo que por eso me produce inquina que éste (que escribe mucho peor que yo) tenga el más mínimo triunfo o relevancia. 

Lo mejor: Que he recordado un viejo libro sobre Nacha Pop que realmente daba en el clavo. Que he constatado de nuevo que Diego Manrique ha recibido un premio más que justificado.

Lo peor: Que esto no es literatura. Son sólo palabras, ni siquiera crítica, muy pocas veces sensaciones y casi ninguna sentimiento.

Puntuación: 4/10

Benigno F.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Criticar, Opinar y Juzgar

crítico, ca.
(Dellat.critĭcus, y este delgr. κριτικός). 1.adj. Perteneciente o relativo a la crítica. 2.adj. Perteneciente o relativo a la crisis. 3.adj. Se dice del estado, momento, punto, etc., en que esta se produce. 4.adj. Dicho del tiempo, de un punto, de una ocasión, etc.: Más oportunos, o que deben aprovecharse o atenderse. 5.adj.Fís. Se dice de las condiciones a partir de las cuales se inicia una reacción nuclear en cadena. 6.m. yf. Persona que ejerce la crítica. 7.m. y f.coloq. Persona que habla culto, con afectación. 8.f. Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. 9.f. Conjunto de los juicios públicos sobre una obra, un concierto, un espectáculo, etc. 10.f. Conjunto de las personas que, con una misma especialización, ejercen la crítica en los medios de difusión. Al estreno de esa comedia no asistió la crítica 11.f.murmuración. 12.f.censura (‖ reprobación). Los crít…

Lecturas veraniegas: Harari, Irving, Silva, Camilleri, Bueso

Tengo esto muy abandonado. Demasiadas obligaciones, y mucho cansancio, pero no me olvido de leer. Desde mi último comentario he leído cinco libros de estilos variados, todos tienen algo que contar, alguno merecería reseña aparte pero si me espero, igual no llego a escribirla.

Sapiens. De animales a dioses - Yuval Noah Harari

Claroscuros los de este libro. Momentos muy interesantes alternados con otros francamente aburridos, en ocasiones algo repetitivo en sus argumentos. Se queda a medio camino entre lo científico, lo divulgativo, lo histórico, lo filosófico y lo especulativo.

Al principio casi me entusiasmo, luego poco a poco ese entusiasmo ha ido cediendo y al final casi lo he acabado con tedio.

Conclusión: Interesante, da que pensar, vale la pena leerlo. Opinativo, intenta ser académico a menudo pero, a mí que soy muy mal pensado, me suena a invento para vender.

Avenida de los misterios - John Irving

Sin duda, este es el "libro". Un artefacto perfectamente ejec…

El ejército de los sonámbulos - Wu Ming

No es que no haya leído nada en estos últimos días. De hecho he leído dos libros. Uno no me voy a molestar en reseñarlo, ha pasado sin pena ni gloria y mira que lo lamento porque las historias de Jack Aubrey y Stephen Maturin las sigo hace bastantes años y es la primera vez que me decepcionan. Vamos que "Misión en Jonia" no es de lo mejor de Patrick O'Brian.

Pero no he venido a hablar de ese libro sino de otro (y no es mío), un libro con mayúsculas, una obra que algunos es probable que califiquen como "su libro", uno de esos que tiene un antes y después en sus lecturas. Yo he leído demasiado para que eso me suceda, pero ya he aprendido a identificar las obras magnas, bien trabajadas, cosidas con las mejores telas y rematadas con los más lujosos encajes, y esta es una de ellas, y eso que yo desconfiaba.

Desconfiaba porque es una obra coral, escrita por un grupo de narradores italianos no identificados. A mí eso de que la gente no dé la cara me hace sospechar (s…