Ir al contenido principal

Novela de ajedrez - Stefan Zweig

La vida no es simple o por lo menos a mí no me lo parece, todo tiene un doble o triple sentido. A veces estamos engañados pero no queremos que nos desengañen. A menudo estamos con los ojos cerrados sin querer abrirlos. Odiamos a quien nos fuerza a hacerlo, preferimos el mundo a oscuras y sin luces de los sueños.

Esto es lo que sucede con esta breve historia. El autor como sin proponérselo, utilizando como una excusa una partida en un tablero de cuadrados negros y blancos, nos cuenta una historia escalofriante, de locura, de tortura, de resistencia. Contrapone el talento natural, pero a veces con poco cerebro (casi la fuerza bruta) con la inteligencia, la reflexión y el estudio. Para ello no necesita mucho espacio, la narración es tan breve como una fría sentencia, como los ecos de los disparos o el sonido de una bofetada.

No necesita mensajes sesudos solo explotar el apercibimiento, la intuición del lector. Tiene una idea y la desarrolla en su justa medida. No demuestra ambición económica, tenía pocas o nulas posibilidades de enriquecerse con la literatura. Hoy día la hubieran engordado de forma artificial añadiendo personajes e historias paralelas, diluyendo el mensaje.

En pocas palabras nos pone en situación lugar y personajes el entorno es sólo atrezzo un simple decorado. Todo ello suficiente para una historia breve e interesante. No necesita nada más . No le preocupa alargarlo para que encaje en el metraje de una película. Nos hace sentir la frialdad del carácter usada para ocultar la simpleza del jugador, similar a la de los interrogadores, que en los intermedios leen sobre partidas pasadas. Demuestra el nerviosismo de la locura, la desesperación del preso. Lo fácil que es darse por vencido, confesar una mentira o admitir lo inconfesable, salpicar a otros con la excusa de haber sido delatado, que no siempre es necesaria la violencia física para persuadir al condenado. Al mismo tiempo nos muestra el refugio y la fuerza inconmensurable que esconden las palabras. Lo fácil que es aislarse en el estudio y perderle la medida a un mundo empeñado en alinearnos sólo con una idea, un escudo o un emblema.

Lo mejor: Su brevedad. La precisión con que utiliza una historia para mostrarnos otra. El autor sabe de lo que habla porque lo ha vivido en sus propias carnes.
Una frase: "Lástima -dijo, magnánimo-. La disposición de ataque no estaba nada mal. Para ser un diletante, este señor poseía un talento bien poco común."
Lo peor: El autor se suicidó en 1942, víctima del terror que le producía el triunfo del nazismo. El conocimiento le llevó a la locura.

Puntuación: 8/10

Comentarios

Entradas populares de este blog

Criticar, Opinar y Juzgar

crítico, ca.
(Dellat.critĭcus, y este delgr. κριτικός). 1.adj. Perteneciente o relativo a la crítica. 2.adj. Perteneciente o relativo a la crisis. 3.adj. Se dice del estado, momento, punto, etc., en que esta se produce. 4.adj. Dicho del tiempo, de un punto, de una ocasión, etc.: Más oportunos, o que deben aprovecharse o atenderse. 5.adj.Fís. Se dice de las condiciones a partir de las cuales se inicia una reacción nuclear en cadena. 6.m. yf. Persona que ejerce la crítica. 7.m. y f.coloq. Persona que habla culto, con afectación. 8.f. Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. 9.f. Conjunto de los juicios públicos sobre una obra, un concierto, un espectáculo, etc. 10.f. Conjunto de las personas que, con una misma especialización, ejercen la crítica en los medios de difusión. Al estreno de esa comedia no asistió la crítica 11.f.murmuración. 12.f.censura (‖ reprobación). Los crít…

Lecturas veraniegas: Harari, Irving, Silva, Camilleri, Bueso

Tengo esto muy abandonado. Demasiadas obligaciones, y mucho cansancio, pero no me olvido de leer. Desde mi último comentario he leído cinco libros de estilos variados, todos tienen algo que contar, alguno merecería reseña aparte pero si me espero, igual no llego a escribirla.

Sapiens. De animales a dioses - Yuval Noah Harari

Claroscuros los de este libro. Momentos muy interesantes alternados con otros francamente aburridos, en ocasiones algo repetitivo en sus argumentos. Se queda a medio camino entre lo científico, lo divulgativo, lo histórico, lo filosófico y lo especulativo.

Al principio casi me entusiasmo, luego poco a poco ese entusiasmo ha ido cediendo y al final casi lo he acabado con tedio.

Conclusión: Interesante, da que pensar, vale la pena leerlo. Opinativo, intenta ser académico a menudo pero, a mí que soy muy mal pensado, me suena a invento para vender.

Avenida de los misterios - John Irving

Sin duda, este es el "libro". Un artefacto perfectamente ejec…

Patria - Fernando Aramburu

Siempre he sido rebelde. He tardado más de cincuenta años en darme cuenta pero es verdad. Siempre he hecho lo contrario a lo que todos hacían, sólo por probar, por no ser seguidista, por tener mi propia opinión. Por eso no leía "Patria", porque todos la leían y todos la loaban, pero algunos se empeñaron en criticarla. Unos con argumentos literarios, gruesos, discutibles, pero firmes; otros con razones políticas, insinuando cosas que sólo leyendo la novela se podían confirmar o no. Consideraban que había intencionalidad del autor de posicionar al público a favor de una de las posturas. Vamos, que le atribuían malas intenciones, le calificaban de "constitucionalista" (como si eso fuera malo). Sin decirlo claramente sugerían maledicencia por parte del escritor.

Ahí fue cuando decidí leerla, para poder discutir en un sentido u otro, para averiguar si la novela valía la pena en lo literario y si las intenciones eran puras o espúrias. La verdad es que a mí, cuando algui…