Ir al contenido principal

La virtud de la discreción

Discreción

  1. f. Sensatez y tacto para hablar u obrar:
    se comporta con discreción y elegancia.
  2. Reserva, prudencia:
    hay que llevar este asunto con mucha discreción.
  3. a discreción loc. adv. Sin limitación, según cada cual quiera o decida:
    en la fiesta hubo bebida a discreción.
Se ha perdido. La hemos perdido. Era una virtud (no teologal) pero virtud, se enseñaba en casa, en la calle, en el colegio, a veces a fuerza de hostias, pero se enseñaba. Hoy en día brilla por su ausencia y yo la echo de menos.

En todas partes hay signos claros de su decadencia. Aparecen unos papeles abandonados a su suerte en una impresora, abultados con palabras grandilocuentes, a veces encuentras cartas íntimas, extractos bancarios, facturas de lupanares, de coctelerías o de hoteles de amantes. Un artículo sobre "Gestionar la autenticidad" que precisa de dos autores para hablar de algo inexistente para darnos instrucciones ante la vida y para manejar a la gente: "Para atraer seguidores, un líder debe ser muchas cosas para mucha gente. El truco está en saber hacerlo sin dejar de ser fiel a uno mismo." Menudas carcajadas buenas he tenido a cuenta de expresiones tan gilipollas como huecas. ¿Es que hay alguien o algo auténtico hoy en día en este mundo lleno de productos adulterados? Quizás, tal vez, igual... algunos sentimientos, pero solo lo son por un corto tiempo. 

Y es que ya no hay el más mínimo asomo de recato, de recogimiento. Llega un grupo de niños a un aeropuerto cargados con ensaimadas. ¿De donde vienen? ¡Joder!!! ¡De Mallorca (carallo), de viaje con el colegio! Y sus padres prorrumpen en estruendosa ovación tras su descenso. Si parece que sean héroes recién llegados de batalla o deportistas victoriosos. Pero si no es necesario que todos nos enteremos. Si a mí especialmente no me interesa. Si no es necesario que acudan padres, abuelos, tíos, primos y vecinos a hacerles de palmeros ¿Llega tu hijo/a? Le abrazas de verdad, le apretas fuerte la mano a tu pareja en agradecimiento, te emocionas con fuerza, para adentro, y te marcas una sonrisa kilométrica en tu surco aurículo-ventricular. Los demás ya tenemos cada cual lo nuestro.

 

Recato

  1. m. Honestidad,decencia:
    esa comedia del Siglo de Oro alaba el recato en la mujer.
  2. Cautela,prudencia,reserva:
    guarda recato sobre el asunto.
Es curioso como uno de los lugares abonados a esta falta de decoro son los transportes públicos. ¡Con lo bonito que es ir callados! Revolviendo detalles filosóficos vitales interiormente, sacando conclusiones fundamentales o... simplemente durmiendo. Sin necesidad de atender a conversaciones sobre todos los dimes y diretes de un embarazo, su parto y lactancia correspondientes, los tipos de cremas protectoras de pezones, los componentes de leche y cereales. Si por lo menos comentaran sobre sexo... ¡No! Rectifico, sobre sexo mejor no, que algunos se desparraman en minuciosas descripciones sin reservas sobre sus acrobacias amatorias o sobre su currículum sicalíptico. Otr@s liberan a las fieras nada más subir al medio de transporte y se relajan tranquilamente mientras los pequeñines se encaraman para sentarse sobre la zona que cubre las ruedas junto a las máquinas registradoras, olvidando los golpes que nos atizan en la cabeza con los zapatos, carteras y bolsas de bocadillo a los pobres pasajeros que vamos haciendo la siesta y que, apoyados en esa zona, los niños van totalmente desprotegidos ante un frenazo. Pero mejor no decir nada, no quejarse, porque ellos tienen todo el derecho a expresarse, expandirse y manifestar libremente su personalidad... Si por lo menos no gritaran.

 

Comedimiento

m. Cortesía, moderación, urbanidad en el trato y en las costumbres:
comedimiento ejemplar.
¿Y en las terrazas y barras de cafeterías y restaurantes? "Fulanita de tal (me guardo el nombre por si alguien la conoce). ¡Que suerte ha tenido desde que murió su ex-marido! Con él no había manera de llevarse bien. Suerte que trabajaba decorando por su cuenta, sin contrato, porque hubiera dejado de cobrar lo que le pasaba cada mes. Claro, por eso no se casó con su nueva pareja. ¡Que afortunada! Porque ahora que ha muerto su ex tiene derecho a la pensión de viudedad". ¿Será verdad que se cobra la viudedad después del divorcio? Suerte que ya llevo dos vermuths de solera. Suerte que me contengo para no arrepentirme de pedir el tercero.

Lo dicho. La hemos perdido, no la encuentro, es una virtud en desuso, una antigualla, una palabra moribunda. Seguramente muchos piensan que se escribe con dos "c". Igual es por eso que nadie la emplea con tino. Mejor lo dejo. Me callo. Me siento.

Benigno F.
PD: Esto sí, esto sí que es recogimiento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Criticar, Opinar y Juzgar

crítico, ca.
(Dellat.critĭcus, y este delgr. κριτικός). 1.adj. Perteneciente o relativo a la crítica. 2.adj. Perteneciente o relativo a la crisis. 3.adj. Se dice del estado, momento, punto, etc., en que esta se produce. 4.adj. Dicho del tiempo, de un punto, de una ocasión, etc.: Más oportunos, o que deben aprovecharse o atenderse. 5.adj.Fís. Se dice de las condiciones a partir de las cuales se inicia una reacción nuclear en cadena. 6.m. yf. Persona que ejerce la crítica. 7.m. y f.coloq. Persona que habla culto, con afectación. 8.f. Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. 9.f. Conjunto de los juicios públicos sobre una obra, un concierto, un espectáculo, etc. 10.f. Conjunto de las personas que, con una misma especialización, ejercen la crítica en los medios de difusión. Al estreno de esa comedia no asistió la crítica 11.f.murmuración. 12.f.censura (‖ reprobación). Los crít…

Lecturas veraniegas: Harari, Irving, Silva, Camilleri, Bueso

Tengo esto muy abandonado. Demasiadas obligaciones, y mucho cansancio, pero no me olvido de leer. Desde mi último comentario he leído cinco libros de estilos variados, todos tienen algo que contar, alguno merecería reseña aparte pero si me espero, igual no llego a escribirla.

Sapiens. De animales a dioses - Yuval Noah Harari

Claroscuros los de este libro. Momentos muy interesantes alternados con otros francamente aburridos, en ocasiones algo repetitivo en sus argumentos. Se queda a medio camino entre lo científico, lo divulgativo, lo histórico, lo filosófico y lo especulativo.

Al principio casi me entusiasmo, luego poco a poco ese entusiasmo ha ido cediendo y al final casi lo he acabado con tedio.

Conclusión: Interesante, da que pensar, vale la pena leerlo. Opinativo, intenta ser académico a menudo pero, a mí que soy muy mal pensado, me suena a invento para vender.

Avenida de los misterios - John Irving

Sin duda, este es el "libro". Un artefacto perfectamente ejec…

Patria - Fernando Aramburu

Siempre he sido rebelde. He tardado más de cincuenta años en darme cuenta pero es verdad. Siempre he hecho lo contrario a lo que todos hacían, sólo por probar, por no ser seguidista, por tener mi propia opinión. Por eso no leía "Patria", porque todos la leían y todos la loaban, pero algunos se empeñaron en criticarla. Unos con argumentos literarios, gruesos, discutibles, pero firmes; otros con razones políticas, insinuando cosas que sólo leyendo la novela se podían confirmar o no. Consideraban que había intencionalidad del autor de posicionar al público a favor de una de las posturas. Vamos, que le atribuían malas intenciones, le calificaban de "constitucionalista" (como si eso fuera malo). Sin decirlo claramente sugerían maledicencia por parte del escritor.

Ahí fue cuando decidí leerla, para poder discutir en un sentido u otro, para averiguar si la novela valía la pena en lo literario y si las intenciones eran puras o espúrias. La verdad es que a mí, cuando algui…