Ir al contenido principal

Los rincones donde guardamos el alma

El alma, interesante concepto y definición. Llevaba años sin pensar en su anatomía, sin intentar hacer descripciones exactas de su morfología. De hecho, había dejado de considerar su existencia hace mucho tiempo, cuando de niño creí verla volar en una cometa, en sueños.

Empecé a darle vueltas al concepto tras tropezar con ella en la primeras páginas de mi relectura del libro de Tabucchi, en esas reflexiones en tercera persona sostenidas por un sosías. Así que busqué su significado en un diccionario y comprobé que a los más sabios les pasa lo mismo en cuanto a su entendimiento. Cuando un término tiene quince definiciones es que no tenemos muy claro como definirlo. El alma duele, tiene compás, se vuelve loca. Pero ¿Es inmaterial, como cualquier sentimiento?

Es probable que el alma sea la huella que queda de nosotros pasado el tiempo. Casi seguro que hoy en día el alma de casi todos nosotros está en la red, rellenando espacios digitales misteriosos, engarzada entre cables de servidores, capaz de ser convocada con un toque casual para mostrarse. Consideré esa posibilidad cuando ocasionalmente aparecían notas de un amigo desaparecido que sobrevive en esa complicada madeja inexistente y releyendo las opiniones y poemas clarividentes que los cercanos a la muerte dejan ocultos bajo las piedras virtuales y que sólo revelan sus planos de localización utilizando palabras secretas insertadas (ni siquiera de forma exacta) en los huecos en blanco de casilleros.

Antiguamente estaban en cintas magnéticas, en piezas de pizarra, en pinturas y estatuas, en pergaminos escondidos en una viga de madera atados con lazos de seda, como si fueran tesoros y siempre, siempre escritos con pulcra letra, con circunloquios y muchas veces con palabras enigmáticas, sólo comprensibles para iniciados en logias y hermandades sigilosas. Sólo podían ser convocadas por los que compartían esos misterios. No como hoy en día que son públicas y pregonadas a cuatro vientos.

Seguro que también es un trozo de alma esa carta de amor abandonada hace trescientos años, escondida con sumo cuidado entre las paredes, señalada con una impronta para localizarla y releerla. Igual que ese libro del que plagio poemas de vez en cuando, y que recito para impresionar (sin éxito) a mi editor y a su secretaria, y en el que alguien dejó un fragmento de su esencia declarando en una esquina: "Y yo quiero hacerlo y dejo mi alma para ti, para que la leas y te acuerdes de estas mis huellas, y para declarar por única y última vez que puedo ser feliz un segundo o un minuto. No hace falta que lo sea toda la vida de forma contínua" .
 "So when she calls, don't send her my way
When it hurts most it's the right thing.
"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Criticar, Opinar y Juzgar

crítico, ca.
(Dellat.critĭcus, y este delgr. κριτικός). 1.adj. Perteneciente o relativo a la crítica. 2.adj. Perteneciente o relativo a la crisis. 3.adj. Se dice del estado, momento, punto, etc., en que esta se produce. 4.adj. Dicho del tiempo, de un punto, de una ocasión, etc.: Más oportunos, o que deben aprovecharse o atenderse. 5.adj.Fís. Se dice de las condiciones a partir de las cuales se inicia una reacción nuclear en cadena. 6.m. yf. Persona que ejerce la crítica. 7.m. y f.coloq. Persona que habla culto, con afectación. 8.f. Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. 9.f. Conjunto de los juicios públicos sobre una obra, un concierto, un espectáculo, etc. 10.f. Conjunto de las personas que, con una misma especialización, ejercen la crítica en los medios de difusión. Al estreno de esa comedia no asistió la crítica 11.f.murmuración. 12.f.censura (‖ reprobación). Los crít…

Lecturas veraniegas: Harari, Irving, Silva, Camilleri, Bueso

Tengo esto muy abandonado. Demasiadas obligaciones, y mucho cansancio, pero no me olvido de leer. Desde mi último comentario he leído cinco libros de estilos variados, todos tienen algo que contar, alguno merecería reseña aparte pero si me espero, igual no llego a escribirla.

Sapiens. De animales a dioses - Yuval Noah Harari

Claroscuros los de este libro. Momentos muy interesantes alternados con otros francamente aburridos, en ocasiones algo repetitivo en sus argumentos. Se queda a medio camino entre lo científico, lo divulgativo, lo histórico, lo filosófico y lo especulativo.

Al principio casi me entusiasmo, luego poco a poco ese entusiasmo ha ido cediendo y al final casi lo he acabado con tedio.

Conclusión: Interesante, da que pensar, vale la pena leerlo. Opinativo, intenta ser académico a menudo pero, a mí que soy muy mal pensado, me suena a invento para vender.

Avenida de los misterios - John Irving

Sin duda, este es el "libro". Un artefacto perfectamente ejec…

Patria - Fernando Aramburu

Siempre he sido rebelde. He tardado más de cincuenta años en darme cuenta pero es verdad. Siempre he hecho lo contrario a lo que todos hacían, sólo por probar, por no ser seguidista, por tener mi propia opinión. Por eso no leía "Patria", porque todos la leían y todos la loaban, pero algunos se empeñaron en criticarla. Unos con argumentos literarios, gruesos, discutibles, pero firmes; otros con razones políticas, insinuando cosas que sólo leyendo la novela se podían confirmar o no. Consideraban que había intencionalidad del autor de posicionar al público a favor de una de las posturas. Vamos, que le atribuían malas intenciones, le calificaban de "constitucionalista" (como si eso fuera malo). Sin decirlo claramente sugerían maledicencia por parte del escritor.

Ahí fue cuando decidí leerla, para poder discutir en un sentido u otro, para averiguar si la novela valía la pena en lo literario y si las intenciones eran puras o espúrias. La verdad es que a mí, cuando algui…