Ir al contenido principal

Kokoro - Natsume Soseki

Este libro me lo he leído a caballo entre 2018 y 2019. La verdad es que he tardado relativamente poco tiempo porque es de lectura fácil y agradable aunque los temas que trata no son en absoluto superficiales y poco trascendentes.

"Kokoro" es una palabra japonesa que significa "corazón" pero en un sentido mucho más amplio que el del apelativo de la víscera cardíaca por excelencia. Incluye en un único término al corazón, al alma, al espíritu, en resumen, es más un sentimiento que un órgano, incluso un ambiente. Si hemos de buscarle algún paralelismo terminológico sentimental más cercano sería, como señala Fernando Cordobés en el prólogo la "saudade" portuguesa, incluso yo me atrevería a decir la "morriña" gallega. Simplemente la necesidad de explicar el término ya da idea de las sensaciones que se tienen al leer este libro.

Pese al sentimiento que produce la palabra, el libro no es en absoluto sentimental, narra en primera persona y de forma bastante imparcial la relación entre dos personas, en ningún momento se las menciona por su nombre, de hecho la obra carece prácticamente de nombres y cuando se utilizan, el autor deja claro que son supuestos, incluso uno de ellos sólo es una inicial: "K", que me ha hecho recordar a Kafka y sus personajes. Tampoco el ambiente resulta nada kafkiano, en todo caso no nos es familiar dado que se desarrolla en Japón a principios del siglo XX, en una sociedad que se está viendo afectada por un cambio aperturista hacia visiones menos tradicionales y más occidentales de la vida. Ese ambiente impregna claramente la narración e imprime gran sentido a las virtudes y defectos reflejados en ella.

El argumento es muy simple, y su desarrollo también, dividido en tres partes muy diferenciadas: La relación de admiración/sumisión entre el narrador y Sensei; la relación del narrador con su familia; y el relato de Sensei que da explicación a su actitud en la vida. Amistad, honor, fidelidad, amor, avaricia, traición, todo ello está presente pero nunca de la forma vertiginosa y exagerada de la literatura occidental, siempre desde un prisma diferente que nos hacer ver la vida de una forma diferenciada. Simplemente los más altos sentimientos y las más graves bajezas del ser humano que afectan sin orden a la misma persona, impidiendo dividir el mundo en buenos y malos, llenando el mundo de incertidumbreen cuanto a la propia vida.

"No es que no confíe en ti, es que no confío en la humanidad en su conjunto"

Todo ello configura una novela que, sin haberme parecido una obra maestra (hay quien dice que lo es), tiene una solidez, personalidad y estilo notables.

La presentación de la editorial Impedimenta roza la excelencia, el papel es de una calidad magnífica, la letra tiene un tamaño perfecto, incluso los colores de las páginas y el diseño de cubierta y contracubierta son magníficos y (aunque no lo parezca) eso ayuda mucho a que la obra parezca de elevada calidad y se lea todavía con mayor agrado. Yo la he disfrutado mucho y no se me caen prendas en recomendarla.

Benigno F.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Criticar, Opinar y Juzgar

crítico, ca.
(Dellat.critĭcus, y este delgr. κριτικός). 1.adj. Perteneciente o relativo a la crítica. 2.adj. Perteneciente o relativo a la crisis. 3.adj. Se dice del estado, momento, punto, etc., en que esta se produce. 4.adj. Dicho del tiempo, de un punto, de una ocasión, etc.: Más oportunos, o que deben aprovecharse o atenderse. 5.adj.Fís. Se dice de las condiciones a partir de las cuales se inicia una reacción nuclear en cadena. 6.m. yf. Persona que ejerce la crítica. 7.m. y f.coloq. Persona que habla culto, con afectación. 8.f. Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. 9.f. Conjunto de los juicios públicos sobre una obra, un concierto, un espectáculo, etc. 10.f. Conjunto de las personas que, con una misma especialización, ejercen la crítica en los medios de difusión. Al estreno de esa comedia no asistió la crítica 11.f.murmuración. 12.f.censura (‖ reprobación). Los crít…

Lecturas veraniegas: Harari, Irving, Silva, Camilleri, Bueso

Tengo esto muy abandonado. Demasiadas obligaciones, y mucho cansancio, pero no me olvido de leer. Desde mi último comentario he leído cinco libros de estilos variados, todos tienen algo que contar, alguno merecería reseña aparte pero si me espero, igual no llego a escribirla.

Sapiens. De animales a dioses - Yuval Noah Harari

Claroscuros los de este libro. Momentos muy interesantes alternados con otros francamente aburridos, en ocasiones algo repetitivo en sus argumentos. Se queda a medio camino entre lo científico, lo divulgativo, lo histórico, lo filosófico y lo especulativo.

Al principio casi me entusiasmo, luego poco a poco ese entusiasmo ha ido cediendo y al final casi lo he acabado con tedio.

Conclusión: Interesante, da que pensar, vale la pena leerlo. Opinativo, intenta ser académico a menudo pero, a mí que soy muy mal pensado, me suena a invento para vender.

Avenida de los misterios - John Irving

Sin duda, este es el "libro". Un artefacto perfectamente ejec…

Patria - Fernando Aramburu

Siempre he sido rebelde. He tardado más de cincuenta años en darme cuenta pero es verdad. Siempre he hecho lo contrario a lo que todos hacían, sólo por probar, por no ser seguidista, por tener mi propia opinión. Por eso no leía "Patria", porque todos la leían y todos la loaban, pero algunos se empeñaron en criticarla. Unos con argumentos literarios, gruesos, discutibles, pero firmes; otros con razones políticas, insinuando cosas que sólo leyendo la novela se podían confirmar o no. Consideraban que había intencionalidad del autor de posicionar al público a favor de una de las posturas. Vamos, que le atribuían malas intenciones, le calificaban de "constitucionalista" (como si eso fuera malo). Sin decirlo claramente sugerían maledicencia por parte del escritor.

Ahí fue cuando decidí leerla, para poder discutir en un sentido u otro, para averiguar si la novela valía la pena en lo literario y si las intenciones eran puras o espúrias. La verdad es que a mí, cuando algui…