Ir al contenido principal

American Gods - Neil Gaiman

Un superventas, un escritor polivalente: literatura infantil, cómic, novela fantástica. Una novela premiada hasta tres veces. Ideal para destripar, pensé, seguro que le encuentro defectos, igual no sabe escribir, seguro que los premios se los han regalado... Un buen editor, un representante hábil, el tema escogido con cuidado. Y yo sin ganas de pensar mucho, con muchas ganas de evadirme. Me pongo con ello con ahínco.

Así de entrada me reconcilia con el estilo fantástico después del fracaso con Mieville (¡Huy que susto! Sólo mencionarlo me vuelve el asco). El planteamiento es perfecto de inicio, el nombre del protagonista (Sombra) ideal, los juegos con las fechas, días y nombres de dioses excelentemente conjugados. Añádele una banda sonora, algunas frases lapidarias, y unas pizcas de literatura de carretera y ya vas lanzado, apetece devorarlo. La intensidad va subiendo hasta más allá de la mitad del libro, pero a medida que se acerca el desenlace abundan los tópicos, disminuyen las frases y reflexiones ingeniosas sustituidas por el vértigo de la historia,  los nudos se deshacen fácil, el final parece casi feliz, no hay sorpresas interesantes. Lo del asesino en serie me sobra, algunas historias están injertadas y claro los árboles se ven raros y los frutos son caprichosos. Ya sabemos que los dioses son a veces crueles, aquí son incluso excesivamente mundanos.

El autor añade epílogo, entrevista consigo mismo, del protagonista con Jesucristo (por suerte la suprimió del texto aunque no está mal como idea para un cuento), propósito de enmienda y acto de contrición... Vamos que también se ha dado cuenta de su exceso. 

Un buen escritor malogrado por la economía, las mansiones victorianas y seguramente una buena hipoteca. Sabe escribir, tiene ideas, pero no remata en obra maestra, por momentos, sólo por momentos, en algunos fragmentos esa obra casi se gesta. Creo que lo leeré en cómic, estoy seguro que se le da de lujo el relato corto. Pese mis peros, se lee bien, resulta agradable, vale la pena, algo de ella probablemente permanezca. He pasado buenos momentos y por la mañana tenía ganas de volver a su lectura, pero al acabarla he tenido la sensación de que era sólo por ganas de algo de gimnasia mental sencilla sin gran esfuerzo sentimental.

Lo mejor: Algunas frases prestadas. Las sugerencias de banda sonora (podrían ser mejores pero se agradece el esfuerzo). Algunos dioses son grandes personajes. Laura, la esposa del protagonista la más extrañamente terrena, su relación de pareja de lo más interesante de la novela. Sombra se hace simpático, nada tétrico, incluso demasiado bonachón para la historia. Algunas frases han quedado angulosamente marcadas. "De ningún hombre cabe decir que ha sido feliz hasta que ha muerto." "Había oído a demasiada gente aconsejando a otros que no reprimieran sus sentimientos, que dieran rienda suelta a sus emociones y se desprendieran del dolor. Sombra pensó que había mucho que decir sobre la represión de las emociones. Sí uno lleva mucho tiempo haciéndolo y lo hace bien, pensaba, al final acaba por no sentir nada." Touché. Que me ha costado menos de diez euros y eso que podía haberla pirateado.

Lo peor: que queda claro su propósito de best seller, que está diseñada para la venta. Demasiado extensa, le sobran más de cien páginas. El final deja indiferente por no decir que no va en consonancia con la gran calidad de los inicios.

Puntuación: 6/10

Comentarios

Entradas populares de este blog

Criticar, Opinar y Juzgar

crítico, ca.
(Dellat.critĭcus, y este delgr. κριτικός). 1.adj. Perteneciente o relativo a la crítica. 2.adj. Perteneciente o relativo a la crisis. 3.adj. Se dice del estado, momento, punto, etc., en que esta se produce. 4.adj. Dicho del tiempo, de un punto, de una ocasión, etc.: Más oportunos, o que deben aprovecharse o atenderse. 5.adj.Fís. Se dice de las condiciones a partir de las cuales se inicia una reacción nuclear en cadena. 6.m. yf. Persona que ejerce la crítica. 7.m. y f.coloq. Persona que habla culto, con afectación. 8.f. Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. 9.f. Conjunto de los juicios públicos sobre una obra, un concierto, un espectáculo, etc. 10.f. Conjunto de las personas que, con una misma especialización, ejercen la crítica en los medios de difusión. Al estreno de esa comedia no asistió la crítica 11.f.murmuración. 12.f.censura (‖ reprobación). Los crít…

Lecturas veraniegas: Harari, Irving, Silva, Camilleri, Bueso

Tengo esto muy abandonado. Demasiadas obligaciones, y mucho cansancio, pero no me olvido de leer. Desde mi último comentario he leído cinco libros de estilos variados, todos tienen algo que contar, alguno merecería reseña aparte pero si me espero, igual no llego a escribirla.

Sapiens. De animales a dioses - Yuval Noah Harari

Claroscuros los de este libro. Momentos muy interesantes alternados con otros francamente aburridos, en ocasiones algo repetitivo en sus argumentos. Se queda a medio camino entre lo científico, lo divulgativo, lo histórico, lo filosófico y lo especulativo.

Al principio casi me entusiasmo, luego poco a poco ese entusiasmo ha ido cediendo y al final casi lo he acabado con tedio.

Conclusión: Interesante, da que pensar, vale la pena leerlo. Opinativo, intenta ser académico a menudo pero, a mí que soy muy mal pensado, me suena a invento para vender.

Avenida de los misterios - John Irving

Sin duda, este es el "libro". Un artefacto perfectamente ejec…

Patria - Fernando Aramburu

Siempre he sido rebelde. He tardado más de cincuenta años en darme cuenta pero es verdad. Siempre he hecho lo contrario a lo que todos hacían, sólo por probar, por no ser seguidista, por tener mi propia opinión. Por eso no leía "Patria", porque todos la leían y todos la loaban, pero algunos se empeñaron en criticarla. Unos con argumentos literarios, gruesos, discutibles, pero firmes; otros con razones políticas, insinuando cosas que sólo leyendo la novela se podían confirmar o no. Consideraban que había intencionalidad del autor de posicionar al público a favor de una de las posturas. Vamos, que le atribuían malas intenciones, le calificaban de "constitucionalista" (como si eso fuera malo). Sin decirlo claramente sugerían maledicencia por parte del escritor.

Ahí fue cuando decidí leerla, para poder discutir en un sentido u otro, para averiguar si la novela valía la pena en lo literario y si las intenciones eran puras o espúrias. La verdad es que a mí, cuando algui…